Cómo coser bien tus prendas – Trucos y consejos

Ya estamos en pleno verano y creedme que a día de hoy pensaba que habría terminado muchos más proyectos. No me quejo, porque aunque no siempre tengo el tiempo para coger el ganchillo voy anotando ideas y más ideas, así que es cuestión de tener paciencia y encontrar “ese” momento.

Entremedio de tanto proyecto comenzado, he pensado que seria útil recopilar una serie de trucos, que aunque ya os he contado o iréis viéndolos en los tutoriales que voy haciendo, así los tendréis reunidos a modo de chuleta.

En general me he dado cuenta de que el momento de coser es el que suele resultar menos divertido, tal vez porque ya hemos terminado de tejer o porque no tenemos tanta práctica y se nos hace un poco cuesta arriba. Por eso me parece que todo consejo en ese campo será bienvenido, y no hablo solamente de los que os voy a dar, sino que me gustaría escuchar los vuestros. Que pongamos en común nuestro conocimiento en los comentarios, porque siempre se aprende algo nuevo. Algunos quizás ya los conocíais, pero otros tal vez no se os habían ocurrido, así que no está de más compartirlos. ¡Espero que os hagan la vida un poco más fácil! :

Utilizar hilo sobrante para crear uno más fino

Normalmente las piezas se cosen con el mismo hilo con el que hemos tejido la labor, pero de vez en cuando necesitamos uno más fino para coser algunos detalles. Con este truco nos ahorraremos tener que buscar un hilo que quizás no sea exactamente del mismo color. Este lo será, porque lo que haremos será separar algunas hebras hasta dar con el grosor necesario. Y además nos ahorraremos tener una colección infinita de hilos que tal vez nunca más volveremos a usar.

Si os fijáis, el hilo está a su vez compuesto de otros pequeños hilos. Lo mejor es que podéis sacar tantas hebras como necesitéis.

Este truco podéis verlo en el Coral Crop Top, y resulta muy útil. En ese caso tenía que tejer los tirantes, y de haberlo hecho con el hilo normal la costura hubiera quedado abultada y poco disimulada.

Tened en cuenta que: Según cual sea el material que hayáis utilizado no podréis deshacerlo en hebras. Por ejemplo, en el caso de algunas lanas fieltrables lo único que conseguiríais sería deshacerla en pedazos. Para aseguraros de que este truco funcionará, antes de desechar grandes cantidades de material, haced una prueba con un trozo más pequeño . Recordad, además, que este truco sirve para detalles, ya que deshacer el hilo lleva un poco más de trabajo.

Esconder el hilo

El anterior truco me lleva este. Hablábamos de coser detalles, y es probable que en algunos casos no os interese que se vea la costura.

Pongámonos en situación. Habéis terminado vuestro Coral Crop Top y vais a coserle los tirantes por el interior. No queréis que por delante se vean las puntadas perpendiculares que delatarían por dónde lo habéis cosido, así que mi consejo es que para comenzar le deis la vuelta a la prenda (para coser por el revés). Sujetad el tirante con un alfiler allí dónde queréis coserlo, para que no se mueva.

Después pasad la aguja cogiendo la parte superficial de los puntos, tal y como se ve en la imagen, y aseguraos de que no se ve el hilo por el otro lado. En el ejemplo he utilizado hilo de otro color, para que lo veáis, pero os aconsejo que siempre que podáis utilicéis un color parecido al de la base.

En el caso del tirante, podéis atravesarlo con la aguja porque quedará por dentro, y no se verá. Id pasando la aguja de este modo, varias veces si es necesario, según el peso de lo que estéis cosiendo (contra más pesado, más reforzado).

Como veis al girarlo no hay rastro de la costura. Y si quisierais que no se viera por ninguno de los dos lados, no atraveséis el tirante con la aguja. Deberíais coser cogiendo solo medio punto de cada cara.

Costura poco abultada

En el caso de la parte de abajo del Bikini Blueberry, por ejemplo, no quería que al unir la parte delantera y trasera quedase una costura que pudiese causar rozaduras, ni que fuera muy visible.

Para evitarlo, pasad la aguja solamente por la mitad de los puntos, tal y como veis en la imagen.

De este modo, por un lado no habrá costura, y por el otro será muy fina.

A todo color

Hay veces en las que no queda más remedio que dejar la costura visible, o si simplemente veis que a pesar de que intentáis disimularla no lo termináis de conseguir, ¡no os desesperéis! Utilizad hilo de un color que contraste, o que sencillamente quede en armonía con el resto y no lo escondáis.

Si escogéis bien, quedará como un elemento decorativo más y le dará un acabado especial. Ya veréis, fijaos a partir de ahora, es más común de lo que pensabais.

Es vuestro turno:

¿Que trucos utilizáis? ¿Os da mucha pereza coser o por el contrario os gusta?

Si quieres tener siempre a mano estos trucos, puedes pinearlos para guardarlos y no olvidarte haciendo clic aquí.

 

Deja un comentario