Funda multiusos de crochet en punto palomita o popcorn

¿No os ocurre que cuando aprendéis algo nuevo véis el mundo de una forma distinta? En mi caso, es como si me convirtiera en un detector de cosas que podrían ser o han sido hechas con la técnica, por ejemplo, de crochet. Busco a mi alrededor, esperando encontrar alguna necesidad no cubierta, para poder tejer algo que me de la solución a un problema. O voy a una tienda y pienso…esto está hecho así, o asá… Y no hay tregua, lo que antes era un paseo tranquilo se convierte ahora en toda una aventura. Seguro que si sois manitas sabéis de lo que os hablo, ya que os véis capaces de descifrar el proceso de creación de múltiples objetos.

Os cuento esto porque el tutorial que hoy os presento surgió de este modo, para cubrir dos necesidades en este caso: La de aprender un nuevo punto, y la de tener una funda bonita para guardar un bien preciado, en mi caso una libreta.

Siempre me ha gustado escribir en papel para ver mis ideas, y a lo largo de mi vida he buscado distintos formatos, porque a veces se quedan cortas, otras veces el papel es demasiado fino, o demasiado grueso…Pero en general, algo tan simple como una libreta me ha dado siempre bastante juego, y es por eso que cuando por casualidad encontré esta libreta me encarpiché al instante. Ha sido diseñada para que tanto su contenido como su contenedor duren mucho tiempo, y esto se consigue haciendo que la libreta sea reutilizable, y que lo que escribimos pueda guardarse fácilmente. Es decir, en apariencia es una libreta normal, con la peculiaridad de que podemos borrar lo que escribimos en el microondas sin peligro de crear un incendio, por lo que una vez la terminamos podemos hacer que renazca, como el ave fénix. Y esto se consigue gracias a que la tinta del bolígrafo se vuelve invisible con el calor, pero ojo, éste bolígrafo lo podéis comprar a parte de la libreta. Y la segunda ventaja es que bajándonos una app podemos escanear rápidamente las páginas, como si hicieramos una foto, y se guardan automáticamente en el sitio que previamente hayamos decidido. Echadle un vistazo a la web si os despierta curiosidad, pero en definitiva, quiero cuidarla para que dure lo que promete, y por eso pensé que tejer una funda mullida sería una buena idea.

Por otro lado, descubrí cómo hacer el punto palomita en un libro, y enseguida quise trasladarlo a algún objeto. Lo tenía visto ya, de una colcha que había hecho mi bisabuela, pero creía que iba a ser más complicado de hacer. Se juntaron el hambre y las ganas de comer, y de allí nació esta funda multiusos a la que he llamado Daisy. Porque yo la he hecho para una necesidad en concreto, pero lo bueno es que podéis hacerla del tamaño que os guste, y enfundar desde un móvil, pasando por un Ipad, hasta un portátil. Pero vaya, como confio en que os pasará como a mi estoy segura de que comenzaréis a ver el mundo de esa forma distinta de la que os hablaba, encontrando infinidad de objetos que recubrir. Y si no necesitáis una funda, dadle una oportunidad a este punto, porque da mucho juego.

Materiales

  • Hilo de dos colores (la cantidad dependerá del tamaño de tu funda, pero ten en cuenta que utilizarás más hilo del color de la base que para las bolitas).
  • Aguja de ganchillo, en mi caso del número 3
  • Cinta métrica
  • Tijeras
  • Papel
  • Bolígrafo
  • Marcador, o hilo de otro color
Cómo siempre, os dejamos estas anotaciones por si tenéis alguna duda:
Tomar medidas
Para poder hacer la base es importante medir bien la anchura y la altura. Os recomiendo que utilicéis una cinta para ser más exactos con las medidas.
Base
Haced tantos puntos cadena como necesitéis para dar con la anchura de la base del objeto. Poned un marcador al terminar. Haremos puntos bajos alrededor de toda la cadeneta. Cuando lleguemos a la esquina, seguimos del mismo modo. Siempre cerraremos las vueltas con un punto deslizado. Para la siguiente vuelta, subimos un punto cadena y ponemos el marcador. De nuevo daremos la vuelta haciendo puntos bajos. Hacemos esto hasta llegar nuevamente al marcador. Para la siguiente vuelta subimos dos puntos cadena y ponemos el marcador. En este caso haremos puntos altos hasta completar la vuelta. Cerraremos con un punto deslizado y con esto habremos terminado la base. En vuestro caso, haced tantas filas de puntos bajos como necesitéis.
Fila 1
Para la primera fila subimos dos puntos cadena y ponemos un marcador. Después damos la vuelta haciendo puntos altos.
Fila 2
En mi caso hago otra fila de puntos altos más antes de comenzar con el punto popcorn.
Esquema
Es hora de hacer un esquema para plantear como distribuiremos las bolitas. Yo he hecho 72 puntos para la cadeneta de la base, por lo que cuento con dos caras, y me sobrarán dos puntos que pertenecen a las esquinas de cada lado. Esto me deja con 70 puntos a dividir entre dos caras de 35 puntos cada una. Así que dibujo los 35 puntos que representan una hilera normal, de puntos altos, y para la segunda decido que si quiero empezar y terminar del mismo modo, dejaré tres puntos altos entre medio de cada punto palomita. Entremedio dejaré tantas filas de puntos altos como crea convenientes, en mi caso he dejado hasta 2. Y luego para que las bolitas no queden unas encima de otras, porque quiero que queden intercaladas, dejaré también tres puntos entremedio de cada palomita, pero comenzaré con tres en vez de uno para que quede justo en medio.Y esto lo repetiré por tantas filas como necesite para cubrir la libreta.
Fila 3
Para la tercera fila he marcado el comienzo de cada cara con un marcador. Después, siguiendo el esquema, cuento los dos primeros puntos cadena como primer punto alto y en vez de cerrarlo, engancho el hilo blanco y lo termino. Después hacemos 5 puntos altos en el siguiente punto, pero el quinto no lo cerramos y cambiamos de color al amarillo. Lo estiro y saco el ganchillo, y me voy a buscar el primer punto alto blanco. Introduzco el gancho y paso por en medio la hebra amarilla, cerrando así nuestro primer punto palomita. Hago tres puntos altos con el hilo amarillo pero el último no lo cierro del todo y de nuevo engancho hilo blanco. Hacemos 5 puntos altos y el quinto no lo cerramos, porque toca cambio de color. De nuevo, pincho en el primer punto y paso el hilo amarillo cerrando así el punto palomita. Hago tres puntos altos en amarillo y en el tercero cambio de color. Hago un punto palomita y después los puntos altos. Y así hasta llegar al marcador, donde sigo haciendo puntos altos.

Siguientes filas
En mi caso he ido intercalando dos filas de puntos altos con una de puntos palomita, hasta cubrir la libreta. Una vez terminado el cuerpo, he continuado haciendo puntos altos en la cara para hacer una solapa y cerrarla.

Deja un comentario