Salvamanteles o tapete de trapillo

Es tiempo de terrazas, de comer al aire libre, de flores, de leer en el jardín, y en resumen, de asomar la cabeza después de un invierno frío y marcado por las lluvias. Y eso significa que nos comenzamos a rodear de colores, y poco a poco vamos dejando los platos calientes de lado porque nos apetecen cosas más fresquitas. Qué alegría, ¿verdad?

Seguro que has ido a alguna barbacoa recientemente, o tu mismo la has organizado. Sea como sea, no viene mal renovar como vestimos la mesa para adaptarnos a todos estos cambios, y más si lo podemos hacer de forma económica. Por ello hemos creado unos bonitos salvamanteles individuales con los que lucirás de mesa y de habilidades. Lo cierto es que yo prefiero mantener siempre colores vivos, sea el momento del año que sea, pero puedes escoger la combinación que prefieras y que vaya mejor con tu casa. O la de alguien que conozcas, ya que puede ser una idea estupenda para regalar.

Ten en cuenta que el diámetro variará según el grosor de trapillo que utilices, en mi caso miden aproximadamente 30 centímetros. Verás en el vídeo que hago el punto alto de forma distinta, pero puedes hacerlo de la forma convencional. El nivel de dificultad es muy bajo, y se hacen muy rápido, por lo que son un buen punto de partida. Eso sí, si estas comenzando tal vez te resultará menos complicado hacerlos de un color únicamente. Además, de este modo te ahorrarás rematar los hilos del cambio de color.

Así que hazte con un par de ovillos y ¡manos a la obra!

Materiales

  • Para hacer tres bajoplatos hemos utilizado un ovillo grande de color turquesa (no lo hemos llegado a gastar) y dos pequeños de color coral, ambos de grosor medio.
  • Una aguja del 10.
Y por supuesto, los imprescindibles: unas tijeras para cortar el trapillo, hilo y aguja para rematar los hilos.
Os dejamos estas anotaciones por si tenéis alguna duda:
Anillo mágico
Hacemos 9 puntos bajos en el interior y lo cerramos.
Primera vuelta
Subimos 1 cadeneta y ponemos un marcador. Tejemos 2 puntos bajos en cada punto de la vuelta anterior, por lo que terminaremos con dieciocho. Cerramos la vuelta cogiendo trapillo de otro color, y en vez de hacer un punto deslizado como es habitual, hacemos un punto bajo.
Segunda vuelta
Hacemos dos puntos cadena, ya que el punto bajo que hemos hecho contará como tercer punto de los tres que deberíamos hacer. Ponemos un marcador. Hacemos dos puntos cadena más y saltamos un punto bajo. Despues hacemos un punto alto, volvemos a hacer dos puntos cadena y saltamos un punto. Alternamos de este modo hasta que completamos la vuelta. Cerramos con un punto deslizado.
Tercera vuelta
Subimos un punto cadena y añadimos un marcador. Hacemos dos puntos bajos en el primer punto. En el segundo y tercero uno. En el cuarto, otra vez dos puntos bajos. En el quinto y sexto, otra vez dos. Repetimos hasta terminar la vuelta. Para cerrar, hacemos cambio de color, haciendo el punto deslizado con el coral.
Cuarta vuelta
Hacemos un punto cadena y ponemos un marcador. Hacemos dos puntos bajos en el primer punto. En el segundo, tercero y cuarto, uno. En el quinto, dos. Repetimos hasta terminar la vuelta y cerramos con un punto deslizado.
Quinta vuelta
Hacemos un punto cadena y ponemos un marcador. Hacemos dos puntos bajos en el primer punto. En el segundo, tercero, cuarto y quinto, uno. En el sexto, dos. Repetimos hasta terminar la vuelta y cerramos con un punto deslizado.
Sexta vuelta
Hacemos un punto cadena y ponemos un marcador. Hacemos dos puntos bajos en el primer punto. En el segundo, tercero, cuarto, quinto y sexto, uno. En el séptimo, dos. Repetimos hasta terminar la vuelta y hacemos cambio de color al cerrar, haciendo un punto deslizado con el hilo turquesa.
Séptima vuelta
Subimos tres puntos cadena, ponemos un marcador y hacemos dos puntos altos en el primer punto. En el segundo, tercero, cuarto, quinto, sexto y séptimo, uno. En el octavo, dos. Repetimos hasta terminar la vuelta y cerramos con un punto deslizado.
Octava vuelta
En esta vuelta haremos puntos deslizados sobre los puntos de la vuelta anterior, de la forma que podéis ver en el video, para que quede un poco de relieve. Una vez completamos la vuelta, cortamos el hilo y lo escondemos. Hacemos lo mismo con todos los hilos sobrantes, y ya lo tenemos listo.

Deja un comentario