Tutorial fácil: bolso de trapillo con flecos

Lo confieso: nos encanta el trapillo. Gracias a su grosor conseguimos tejer rápidamente, le da un acabado muy moderno a los proyectos, podemos encontrarlo en infinidad de colores, es económico…  ¡Y por suerte se trata de un material con muchas posibilidades!, razón de más para que nos guste tanto. Es por eso que queremos enseñarte uno de nuestros experimentos, un bolso redondo y muy colorido con el que avanzarse a la llegada de la primavera.

Si estás comenzando, este proyecto te va a ir como anillo al dedo, te sentirás muy cómoda tejiéndolo. Y si eres una experta, este es uno de esos proyectos que puedes hacer en una tarde, así que si andas mal de tiempo date un merecido respiro y verás como lo tienes hecho en un santiamén.

¿Te hemos convencido? ¡Pues allá vamos!
Si no puedes tejerlo en este momento, puedes pinear el patrón para guardarlo y no olvidarte haciendo clic aquí.

Materiales

  • Un ovillo de trapillo del color que prefieras. El que hemos utilizado es ligeramente elástico, de grosor medio.
  • Una aguja, del 10 en nuestro caso.
  • Trapillo de otros colores para los flecos y el asa.
  • Algo para enganchar el asa al bolso.

Opcionalmente

  • Anillas pequeñas, como las de los llaveros, pero más finas. Las podéis encontrar en una ferretería.
  • Cremallera.
Y por supuesto, los imprescindibles: unas tijeras para cortar el trapillo, hilo y aguja para rematar el bolso.
Os dejamos estas anotaciones por si tenéis alguna duda con la base:
Anillo mágico
Hacemos 8 puntos bajos en el interior y lo cerramos con un punto deslizado. Cerraremos todas las vueltas de este modo.
Primera vuelta
Subimos 1 cadeneta y ponemos un marcador. Tejemos 2 puntos bajos en cada punto de la vuelta anterior, por lo que tendremos 16 en total al terminar.
Segunda vuelta
Subimos 1 cadeneta y ponemos un marcador. En el primer hueco hacemos 2 puntos bajos. En el segundo solamente 1. En el tercero hacemos 2, y seguimos alternando de este modo hasta terminar la vuelta.
Tercera vuelta
Subimos 1 cadeneta, ponemos un marcador, y en el primer agujero tejemos 2 puntos bajos. En el segundo 1. En tercero 1. En el cuarto 2. Completaremos esta vuelta tejiendo 2 – 1 – 1 – 2 – 1 – 1…
Cuarta vuelta
Subimos 1 cadeneta, ponemos un marcador, y en el primer agujero tejemos 2 puntos bajos. En el segundo 1. En tercero 1. En el cuarto 1. Completaremos esta vuelta tejiendo 2 – 1 – 1 – 1 – 2 – 1 – 1 – 1…
Quinta vuelta
Subimos 1 cadeneta, ponemos un marcador, y en el primer agujero tejemos 2 puntos bajos. En el segundo 1. En tercero 1. En el cuarto 1. En el quinto 2. Completaremos esta vuelta tejiendo 2 – 1 – 1 – 1 – 1 – 2 – 1 – 1 – 1 – 1 …
Sexta vuelta
Tenemos cinco vueltas, más el anillo central. Le damos la vuelta a la labor y tejemos puntos bajos utilizando solamente la parte de arriba, de modo que subiremos una “pared”. Una vez terminado, rematamos y aparcamos esta cara. Ahora deberemos comenzar de 0 para crear una cara idéntica a la que ya tenemos.
Cerrando el bolso
Para unir las caras las ponemos del revés, es decir, con la cara visible mirando hacia dentro. Pinchamos en la parte superior de los puntos altos y hacemos un punto deslizado. Hacemos esto hasta dejar una apertura suficiente para que os quepa, por ejemplo, el móvil. Una vez unidas, rematamos y le damos la vuelta al bolso.

1 comentario

  1. Thanks, great article.

Deja un comentario