Rompiendo con la rutina

No eres tú, soy yo es algo así como lo que le vas a tener que decir a la monotonía para quitártela de encima. Resulta difícil romper, pero nunca antes habrás utilizado esta frase con tanta sinceridad.

No es el mundo el que confabula para que cada tarde llegues, te sientes en el sofá y pierdas el tiempo mirando el móvil, navegando a la deriva en internet, leyendo artículos absurdos como excusa para postergar aquello que realmente quieres hacer.

No son las 8 horas (con suerte) que inviertes trabajando las que te alejan de tus verdaderas metas, eres tú el que se rinde a ellas. Eres tú el que te pierdes los pequeños placeres de la vida, y de paso a ti mismo.

Y tengo malas noticias, no hay pastillas para “esto” que te ocurre, para el mal generalizado del que te has contagiado, ni uno de tantos parches que utilizamos hoy en día para enmascarar los problemas. Tendrás que poner de tu parte, vas a tener que esforzarte.

¿Qué por qué se tan bien de que lo que hablo? Porque nosotras ya hemos caído antes en sus redes, pero esta vez hicimos un ovillo con ellas y decidimos utilizarlo para tejer nuestros proyectos. Y te vamos a ayudar a que tu también te liberes. Vamos a ser algo así como tu conciencia, te estaremos recordando todo lo que te pierdes si sigues con esta “relación”.

Basta de comida precocinada, de “mañana lo haré…”, de metas sin cumplir y de días insípidos. Y bienvenido seas, hoy.

Rompe con la rutina, créeme, te va a hacer mucho bien. Y no te preocupes por ella, que no estará sola, la he visto flirtear con muchas otras personas…y por desgracia resulta muy seductora.

1 comentario

  1. Carla dice: Responder

    Excelente!!!

Deja un comentario